Recomendaciones para el envasado de mermeladas, confituras y jaleas

Recomendaciones de envasado de mermeladas, confituras y jaleas

Los tamaños de tarros más adecuados son los de 250 grs, 375 grs y 500 grs.

Hay que tener en cuenta que 1 kg de fruta limpia (sin piel ni huesos) y 1 kg de azúcar nos dan, aproximadamente 1,700 kg de confitura o mermelada. Según esta proporción y los tamaños de los tarros en que se vamos a envasar, podemos calcular cuantos tarros nos harán falta.

Para envasar confituras, mermeladas o jaleas se utilizan normalmente tarros de cristal con cierres Twist-Off, Vac-vem o de rosca.

Antes del envasado los tarros y tapas deben estar perfectamente limpios y lo más seguro es esterilizarlos. (sobretodo cuanta menos pectina lleve la fruta que estemos utilizando)

Para esterilizarlos: una vez lavados con agua y jabón se ponen en una olla amplia, con doble fondo, o paños de cocina en el fondo, y se llena con agua templada que los cubra, poco a poco vamos aumentado la temperatura y los dejamos hervir durante 10 a 15 mn.

Los dejamos enfriar un poco y se ponen a escurrir boca abajo sobre paños de cocina limpios.

Para llenar los tarros:

Se puede utilizar un embudo, un cucharón especial o una botella de plastico de boca ancha, tipo font vella,  cortada por la mitad (utilizamos la mitad de la boca a modo de embudo).

Hay que llenar los tarros casi hasta el borde, porque al enfriarse disminuira de volumen .

Limpiar muy bien con un paño limpio la boca de los tarros, si se ha derramado aglo.

Tapar inmediatamente y cerrar la tapa.

Cuando lleven poca proporción de azúcar lo mejor es esterilizarlos durante 8-10 mn al baño maria a 85ºC.

Una vez llenos y tapados, otra medida de precaución, es ponerlos boca abajo hasta que se enfrien por completo, de este modo evitamos la condensación que se forma entre la mermelada y la tapa y que en ocasiones puede formar moho.

Antes de guardar los tarros acordaos de etiquetarlos anotando el tipo de preparación, la clase de fruta y la fecha de envasado.

Conservadlos en un lugar fresco, seco y oscuro y en posición vertical para que no sufran alteraciones.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *